SAN JAVIER/ El desfile del millón de plumas

Alexia Salas / San Javier/ La Verdad

Plumas y diversión desmelenada. Plumas y compañerismo. Plumas y 'mañana dios dirá'. El paseo marítimo de La Ribera se llenó ayer de toda clase de plumajes para festejar el 25 aniversario de su Carnaval con el desfile más participativo de toda la historia. Más de 50 comparsas con unos dos mil carnavaleros convirtieron la avenida de Sandoval y del Mar Menor en un pasillo salsero por el que desfilaron las 20 agrupaciones locales y 30 invitadas de Cartagena, San Pedro del Pinatar, Torre Pacheco, Los Alcázares, Jumilla, Patiño, El Algar, Alcantarilla, Sangonera, Mula, Aljucer y Torrevieja.
Abrieron la comitiva festera las asociaciones de padres de los colegios El Recuerdo -no faltó ningún personaje de Caperucita- y Joaquín Carrión, de mosqueteros. Las galletas del centro de discapacitados Aidemar no perdieron la fila, que siguieron las fregonas de La Polsaguera, desde siempre la nota de humor del desfile. Un grupo de enmascarados evocó los Carnavales venecianos, seguidos por la peña Los Ojones, que rindió homenaje al cumpleaños del Carnaval con las bandas de aniversario que lucían todos sus integrantes.
Tras las flores en azulón y oro de Los Pioneros, la nube dorada de La Calavera llenó la avenida, dotada por primera vez con 3.000 sillas para los espectadores, que también volvieron a dar vida a las terrazas de bares y restaurantes. La comparsa P K T Pikes envolvió de ninfas plateadas a su musa de plumaje rosa y lila, tan espectacular como la diosa selvática de Bora Bora, escoltada por tigres y boas fucsia. Las jóvenes de Río, la nueva comparsa local, pusieron color y ritmo de caderas con un traje de inspiración tailandesa. Los que faltaban se tiraron a la jungla para acompañar a su musa, coronada con una pantera negra. La comparsa Olé Olá saltó a los locos años veinte, más orgullosos que nunca con su reina de Carnaval, la joven Isabel Ferrer, con su traje 'Diamante luminoso', con penacho negro y lentejuelas plateadas, diseño de Esther Olmos. La joven reina, acompañada por su hermano David como muso a lo 'Cabaret', devolvió a Olé Olá el reinado del Carnaval después de dos años, con su cinematográfica puesta en escena durante la presentación de musas.
La Comisión de Carnaval, que preside José Carrió, culmina así la fiesta más multitudinaria en su cuarto de siglo de vida. Para conmemorar el aniversario, el Ayuntamiento de San Javier ha dedicado ya a la familia local carnavalera una plaza en la localidad de La Ribera.